Especial sobre la Sábana Santa

“Los hombres que la pudieron ver en su primer momento sólo veían una sábana, con una imagen, supuestamente de Jesús. Y nosotros hoy en día, en el siglo XXI, con nuestra tecnología, lo que es increíble, capaces de ver información tridimensional en la imagen; un negativo oculto, que quiere decir -todos sabemos que antiguamente la fotografía necesitaba de sacar un cliché para sacar un negativo y de ése, se revelaba para sacar el negativo, el positivo-, para sacar la fotografía”: Álvaro Blanco, curador de la Exposición abierta en la Catedral Metropolitana de México

 

Sábana Santa 2
Proyección tridimensional del cuerpo de Jesús, a partir de estudios hechos con rayos ultravioleta a la Sábana Santa. Foto: Maribel Buenrostro Jiménez

 

Por: Jorge Santa Cruz

@JorgeSantaCruz1

jlsc.ua@gmail.com

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de mayo de 2017.- La Exposición sobre la Sábana Santa, recién inaugurada en la Catedral Metropolitana de México, comparte con el público los resultados de años de investigaciones científicas y artísticas.

Así, por ejemplo, el público ve directamente el negativo de la Sábana Santa y la proyección tridimensional del cuerpo inerme de Jesús, luego de ser envuelto en el Lienzo y de ser colocado en un sepulcro nuevo, tras su Crucifixión.

La Exposición fue preparada y montada por el especialista español Álvaro Blanco y permanecerá abierta al público hasta el 31 de agosto de 2017.

Blanco fue entrevistado en exclusiva por Periodismo Libre. Acerca de cómo se plasmó la imagen, explicó: “Yo creo que otra de las más relevantes es la propia formación de la imagen, ¿no? Sabemos que no hay pigmentos. Sabemos que la imagen que se forma en la Sábana Santa se debe a una especie de deshidratación de los hilos; pero se desconoce qué ha podido deshidratar los hilos de esa manera.”

Entrevista a Álvaro Blanco, curador de la Exposición sobre la Sábana Santa, que estará abierta al público hasta el 31 de agosto de 2017, en la Catedral Metropolitana de México

¿Por qué esta exposición? ¿Por qué en la Catedral Metropolitana, en el atrio de la Catedral? ¿Qué se busca?

Pues, vamos a ver… Esta exposición no es por qué aquí, sino más bien por qué nació. La exposición ya lleva cinco años de manera itinerante por España y ha venido aquí, a México. Vinimos a Guanajuato, de manos del Gobernador que nos trajo y a partir del evento hemos comenzado una gira por México que nos ha traído aquí, a la Catedral, y que esperamos desde aquí, llegar a más lugares de México.
Excelente. ¿Cuánto tiempo estará la exposición en la Catedral?

Al 31 de agosto.

Al 31 de agosto.

Sí.

Álvaro Blanco. Especial 001
Álvaro Blanco, curador de la exposición, entrevistado fuera de la Catedral Metropolitana. Foto: Especial

Ahora: ¿cuáles son los elementos distintivos de esta exposición? ¿Qué es lo que nos enseña?

Pues al que es cristiano, esta exposición le hace ver, entender muchísimo más la historia de Jesús; la historia de la Sábana Santa que está vinculada a Él y en el cómo se explica y cómo puede reforzarse la fe cristiana a través de la teología, de la ciencia y diferentes objetos que han sido recopilados en esta exposición.

Y el que no es cristiano y no cree que la Sábana Santa pudiera pertenecer a Jesús, descubre una historia que -la verdad- le deja igual de sorprendido, y que también le sugiere unos planteamientos y unas dudas sobre esta cuestión.

Sábana Santa en Catedral 001
Aspecto de la exposición sobre la Sábana Santa, en Catedral. Foto: Maribel Buenrostro Jiménez

¿Cuál es esa historia?

Pues es la historia… La historia es: 2000 años. La Sábana Santa está vinculada a 2000 años de historia de nuestra era. ¿no? Como te digo, desde que fue descubierta en el año de 1353 en que fue descubierta por un caballero en Francia y, a partir de ahí, fue a llegar a Turín, y se descubriera que tiene un negativo oculto. Después, tres dimensiones. Después, diferentes pruebas la han llevado a ser el objeto más estudiado del hombre. Entonces, la convierten en una de las historias más impresionantes.

Yo, desde el punto de vista musealístico -que he hecho bastantes museos en España-, pues nunca me había encontrado con una historia con densidad y que un objeto reuniera tantas historias en una sola.

Permítame, por favor, rogarle en aras de la claridad para el público que nos lee y que ve las fotografías en Periodismo Libre, que nos hable -por favor- del negativo, que nos hable de la imagen en tres dimensiones y de los otros elementos que hacen de esta Sábana algo extraordinario, algo milagroso.

Pues, sí: la cuestión… no sé si podríamos calificarlo de milagroso, pero sí podemos calificarlo perfectamente de extraordinario.

Tenemos que entender que la Sábana Santa, un objetivo simple -aparentemente a la vista, un trozo de lino, en el que aparece la imagen de un hombre, borrosa, y en en el que aparecen signos de torturas, un hombre con sangre-, esa imagen, hasta que no llegara el siglo XX, hasta que no llegara el siglo XXI, no fue entendida por los hombres de nuestro tiempo, ¿no?

Los hombres que la pudieron ver en su primer momento sólo veían una sábana, con una imagen, supuestamente de Jesús. Y nosotros hoy en día, en el siglo XXI, con nuestra tecnología, lo que es increíble, capaces de ver información tridimensional en la imagen; un negativo oculto, que quiere decir -todos sabemos que antiguamente la fotografía necesitaba de sacar un cliché para sacar un negativo y de ése, se revelaba para sacar el negativo, el positivo-, para sacar la fotografía.

Sábana Santa. Negativo. Positivo. 001
La Sábana Santa en negativo y positivo. Foto: Maribel Buenrostro Jiménez

Pues la Sábana Santa, al realizarle el negativo es cuando, verdaderamente, la imagen se ve clarísimamente y corresponde con la fotografía de un hombre que ha sido representado, a lo largo de la historia, como Jesús de Nazareth.

Entonces, toda esa serie de características la convierten en un objeto por lo menos, extraordinario, al margen de la creencia religiosa.

¿Y en cuanto a la visión tridimensional?

Pues la visión tridimensional la pudo descubrir John Jackson, en el año 1978, utilizando un sistema de cartografía lunar llamado UVT-8, que era utilizado por la NASA para, con haces de luz ultravioleta, realizar fotografías en espacios -bueno- lunares, ¿no?, y consiguieron, a través de esas luces ultravioletas utilizaban un sistema de claros y oscuros para poder entender los volúmenes, pues a John Jackson se le ocurre poner la fotografía de la Sábana Santa en este sistema y lo que apreció es algo relevante: que la Sábana Santa tiene información tridimensional, o séase: en la cara de adelante, en la cara que corresponde al cuerpo de la imagen de la Sábana Santa, la distancia de puntos son coherentes con un cuerpo humano. Y es la única imagen en el mundo que tiene esa característica: que puede ser leída con el UVT-8, salvo las realizadas por la sonda espacial.

Sábana Santa 2
Proyección tridimensional del cuerpo de Jesús, a partir de estudios hechos con rayos ultravioleta a la Sábana Santa. Foto: Maribel Buenrostro Jiménez

¿Algunas otras características científicas interesantes?

Yo creo que otra de las más relevantes es la propia formación de la imagen, ¿no? Sabemos que no hay pigmentos. Sabemos que la imagen que se forma en la Sábana Santa se debe a una especie de deshidratación de los hilos; pero se desconoce qué ha podido deshidratar los hilos de esa manera.

Entonces, lo más sorprendente que ocurre es que al aplicarle luz transversal, o séase, sencillamente, una luz detrás de un cuadro, nos dejaría ver el cuadro porque hay pigmentación, ¿no? Porque la tela está siendo ocupada, los trozos de tela o las fibras que forman la tela están siendo ocupadas por pigmentos. Entonces, tú pones una luaz detrás de esos pigmentos y se sigue viendo el cuadro, ¿no?

En el caso de la Sábana Santa, pones una luz detrás de la Sábana Santa y la sangre se sigue viendo, las quemaduras se siguen viendo pero, respecto a la imagen, la imagen desaparece. ¿Por qué? Pues porque, sencillamente, no hay ningún tipo de pigmento que ocupe la tela. La imagen está fijada en los propios hilos, en la deshidratación de los hilos.

¿Cuál ha sido su experiencia, al estar en contacto con la Sábana Santa?

Bueno… pues, no sé. Yo he visto bastantes objetos antiguos y la verdad que cuando la he visto, cuando la he tenido cerca, lo que veo es un objeto viejo, veo un objeto que no entiendo, veo un objeto que tiene una imagen que -de alguna manera- que me, no sé, que me distorsiona, porque ya ni planteándolo como una cuestión científica; ya planteándolo como una cuestión puramente artística, yo he admirado bastantes obras, bastantes cuadros y me sorprende la técnica del artista. Si tuviera que ser un artista, ¿no? Me sorprende su técnica.

Porque al igual que Picasso realiza el Guernika y consigue reflejar la impronta de esta situación, ¿no?, a través de su arte, el que mira la Sábana Santa, verdaderamente el artista que realizó la Sábana Santa consigue realizar el mismo efecto. O sea: tú miras la Sábana Santa y el creyente ve la Historia y la Pasión de Cristo contada de una manera abstracta, nada pragmática. Nada realista.

No tiene nada qué ver con las pinturas de Velázquez, con las pinturas -no sé-de todos los grandes que han pintado y narrado la Historia de Cristo, ni los retablos. Es una imagen abstracta. Es un artista que consigue hacer algo verdaderamente sorprendente, desde el punto de vista artístico.

Entonces, a mí me sorprende cómo el artista que hace la Sábana Santa -ya sea el propio Jesús, Dios, o un falsificador que nos esté engañando a todos- cómo consigue utilizar una técnica que deja a los artistas genios de nuestro tiempo como verdaderos seres primitivos. Porque Picasso, Miguel Ángel, Velázquez, el propio Leonardo da Vinci, utilizaban técnicas por todos conocidas, ¿no?: grabado, pintura, escultura; con diferentes tendencias artísticas. Lo mismo abstracto, cubismo… Pero la Sábana Santa te reúne todas esas artes y utiliza una técnica diferente: fotografía en un negativo, tridimensionalidad, grabado, una imagen imprompta pero no con pigmentación, una originalidad.

Entonces, a mí, me deja sorprendido, la Sábana Santa, verdaderamente… No puedo verlo de otra manera. Verlo de otra manera sería de no tener ni la sensibilidad ni la información correcta.

¿Hay algún otro estudio en marcha, sobre la Sábana Santa?

Bueno, yo personalmente estoy trabajando en otras cosas. Yo ya estoy trabajando, en este momento, personalmente… Sé que, evidentemente, la Sábana Santa se sigue estudiando por muchas personas.

Cada vez que sale que alguien a descubierto algo, a mí, personalmente, después de hacer esta exposición, para mí es una situación después. Yo ya, aquí, he reflejado la historia de la Sábana Santa, los datos de la Sábana Santa. Yo ahora estoy en otra historia. Yo ahora estoy investigando hacia otros lugares, ¿no? Ahora estoy investigando más bien el porqué de la Sábana Santa, el porqué de esa imagen, ¿no?

Espectadora Sábana Santa
Aspecto de la Exposición sobre la Sábana Santa. Foto: Maribel Buenrostro Jiménez

Escrito por

Periodista, profesor universitario y consultor en Comunicación y Periodismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s