No sólo es Yarrington; es el Sistema. Autor: Jorge Santa Cruz

jorge-santa-cruz-facebookPor: Jorge Santa Cruz (*)

El ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, seguramente será extraditado por Italia a los Estados Unidos, en lugar de México, dados los acuerdos firmados por esos tres países.

El Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República, Alberto Elías Beltrán, explicó en conferencia de prensa que la justicia italiana debe considerar los siguientes aspectos:

ALBERTO ELÍAS BELTRÁN. PGR

Alberto Elías Beltrán, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR. Foto: PGR

“a) La gravedad de los diferentes delitos. Es importante mencionar que la solicitud de México es de 20 años de prisión y al de los Estados Unidos es de dos cadenas perpetuas más 90 años de prisión.

b) Si las solicitudes fueron presentadas con base a un tratado internacional. Tanto México como los Estrados Unidos tiene celebrados tratados bilaterales de extradición con Italia.

c) El tiempo y el lugar de la comisión de los delitos. La temporalidad en México es de 1998 a 2005 y el lugar de la comisión de los delitos es en Tamaulipas por los delitos contra la salud. Por la parte de Estados Unidos la temporalidad es de 1998 a 2013 en los estados de Texas, Estados Unidos y Tamaulipas en México por los delitos de importación y distribución de drogas, lavado de dinero, fraude bancario y estructuración de operaciones de dinero.

d) Como cuarto elemento es la nacionalidad y el lugar de residencia habitual de la persona reclamada. El señor Yarrington sólo cuenta con nacionalidad mexicana y su lugar de residencia habitual es México.

e) Las fechas respectivas de las presentaciones de solicitudes. México subió la Notificación Roja el 17 de diciembre de 2012, Estados Unidos el primero de marzo de 2016.

f) De la posibilidad de una extradición posterior a un tercer estado. Ambos países, tanto Estados Unidos como México tienen la posibilidad de una extradición posterior con base al Tratado Bilateral de Extradición que se tiene celebrado entre ambos países.”

La cuestión, sin embargo, no radica tanto en que Yarrington deba ser extraditado a México en lugar de los Estados Unidos, sino en lo corrupto del sistema político mexicano.

No sólo es Yarrington: es Roberto Borge; es César Duarte, es Javier Duarte

Es -insistimos- el sistema que los forma, los promueve, los coloca en el poder y, luego, les permite escapar.

¿Dónde está Ángel Aguirre Rivero, ex gobernador de Guerrero? ¿Por qué no se investiga la corrupción del gobierno de Graco Ramírez, en Morelos?

Y que conste: hablamos sólo de gobernadores. No, de funcionarios federales. Tampoco, de “servidores públicos” municipales. También aquí hay mucha tela de donde cortar. Un ejemplo, es el de Édgar Veytia, alias “El Diablo”, fiscal de Nayarit detenido… sí, adivinó, en Estados Unidos, por vínculos con el narcotráfico.

Por eso insistimos en que no sólo es Yarrington. Es la adicción del sistema político a las prácticas corruptas. Es la perversión de la política y de la economía, convertidas en verdadera delincuencia organizada.

Que se lleven a Yarrington a Estados Unidos es más que probable, máxime que el secretario de Estado, Rex Tillerson, se encuentra en Italia. A Estados Unidos fue a dar “El Chapo” Guzmán. Allá están Osiel Cárdenas, Vicente Zambada Niebla, etc.

Lo de fondo es la red interna de complicidades ahoga al país entero.

(*) Periodista mexicano

jlsc.ua@gmail.com

@JorgeSantaCruz1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s